sábado, 5 de julio de 2008

Nueva Tumba descubierta en Ucupe: El Señor de Ucupe

Seria similar a la del Señor de Sipán



Se han encontrado restos con 1.700 años de antigüedad en zona de Úcupe por un equipo de arqueologos dirigido por el canadiense Steve Bourget, de la Universidad de Texas, y que también integra Bruno Alva Meneses, hijo de Walter Alva. El canadiense Bourget es un especialista en la cultura Moche, conocido en el ambiente por sus excavaciones en la Huaca de la Luna.

Al fin de un mes de excavaciones, el equipo realizó un importante hallazgo arqueológico: una tumba conteniendo los restos de un personaje con una antigüedad de 1.700 años que, por las piezas de oro, ornamentos, tipo de sepultura, etc., es de la misma categoría e importancia que el Señor de Sipán y habría vivido en la misma época.

El hallazgo tuvo lugar en la zona arqueológica de Úcupe, a unos 39 kilómetros de
Chiclayo, en el distrito Lagunas (Lambayeque).

Úcupe está 39 kilómetros al sur de Chiclayo, por la carretera Panamericana Norte, muy cerca al poblado de Zaña. En Úcupe, se encuentra un impresionante mural polícromo en muy buenas condiciones, en el que se representan doce personajes provistos de tocados de plumas y alas postizas de la época clásica lambayeque, siglo VIII, que originalmente decoraba el frontis de una huaca.


Sigue leyendo...




El descubirmiento ha sido realizado en el sector noreste de la huaca Pepe Quiñones --bautizada así porque un lugareño vivió casi toda su vida a un costado de la pirámide de 25 metros de altura-- un nuevo personaje de la élite mochica empezaba a ver la luz 1.700 años después de haber sido enterrado.

A Bourget y al joven Alva Meneses algo les parecía familiar. Tal como sucedió con el Señor de Sipán, un sarcófago de madera y sus respectivas amarras de cobre empezaban a develar el misterio: se trataba de un gobernante perteneciente a la élite y que habría vivido casi en la misma época de Sipán aunque en dominios diferentes, es decir en un valle ubicado en otra cuenca hidrográfica.

Mientras avanzaban las excavaciones, surgían inéditos objetos: coronas, porras de casi dos metros de alto, enormes orejeras y narigueras. Asimismo brazaletes, varas de mando y pectorales compuestos por diminutas placas metálicas hicieron su aparición para señalar que en lo que hoy es el distrito de Lagunas también gobernó un poderoso señor.

Fue entonces cuando Steve Bourget, en su condición de director del proyecto, rápidamente, y dada la magnitud del hallazgo, solicitó a las autoridades que se brinde una permanente vigilancia policial para evitar la presencia de profanadores de tumbas, muy frecuentes en la zona.

Consciente de la importancia y valor de los objetos, el arqueólogo canadiense dispuso que dos preciosas joyas confeccionadas en oro fueran llevadas al Museo Tumbas Reales de Sipán de Lambayeque, donde son sometidas a un proceso de conservación y restauración.

Se conoce que las máscaras que cubrían el rostro, así como la cerámica y partes del tocado principal del personaje fueron retiradas durante los últimos días para evitar su deterioro.

En la parte más profunda de la tumba se hallaron ofrendas de cerámica y de otros materiales de metal y restos óseos, mientras que en los alrededores se han hallado huesos de llamas que habrían sido sacrificadas durante el funeral del personaje descubierto.

Por el momento, el propio Bourget se encarga de plasmar en dibujos cada detalle del hallazgo, mientras una cuadrilla de obreros --a pocos metros de la tumba principal-- continúa las labores de excavación, pues se tienen evidencias de la existencia de otra tumba, que pertenecería a un guerrero o a un sacerdote que reinó con el Señor de Úcupe.

Los responsables del proyecto todavía prefieren mantener en reserva otros detalles del hallazgo, los mismos que darán a conocer dentro de algunos días a la prensa. Mientras tanto no salen de su asombro por haber encontrado la tumba intacta, pese a que la zona de Rafan, Cayaltí, Zaña y el mismo Úcupe han sido los lugares más destruidos por los huaqueros.

La noticia del descubrimiento todavía no ha sido difundida entre los estudiosos lambayecanos, pero sí en la Municipalidad Distrital de Lagunas, cuyo alcalde, Milton Pejerrey Manzanares, llegó ayer hasta la zona arqueológica para conocer detalles del hecho que podría convertirse en el hallazgo de la década.

Dada la magnitud de lo ocurrido y de acuerdo con lo que informó el arqueólogo Bourget, ya se han iniciado gestiones urgentes para dotar de mayores medidas de seguridad a la zona, de modo que pueda evitarse los saqueos, informaron fuentes edilicias que pidieron mantener su nombre en reserva. También se realizan otras gestiones ante el Gobierno para la pronta construcción de un museo de sitio en el cual se puedan exhibir los restos y las joyas del nuevo gobernante mochica.

Pobladores del sector Víctor Ramírez, en los alrededores del complejo arqueológico, se mostraron entusiastas con el descubrimiento, no solo por su importancia histórica sino porque ha generado empleo entre los lugareños y porque consideran que creará más oportunidades de trabajo con el incremento del turismo hacia Úcupe.

Las labores de excavación se iniciaron aproximadamente hace un mes en una zona arqueológica rodeada por comuneros dedicados a la agricultura y ganadería.

Para llegar a la zona, es necesario recorrer unos 40 kilómetros hacia el sur de Chiclayo y luego seguir por una pequeña trocha carrozable ubicada a unos tres kilómetros de la Panamericana Norte.

Revelará importante información del pasado


Arqueólogos del Instituto Nacional de Cultura de Lambayeque calificaron el hallazgo de Úcupe como uno de los más importantes de los últimos años, porque revelará valiosa información sobre la presencia de gobernantes que reinaron en valles diferentes a los lugares donde se asentaron personajes de élite de Sipán y Sicán.

El INC, fiel a sus compromisos con las instituciones y según un acuerdo con el jefe del proyecto Úcupe, todavía mantiene en reserva el descubrimiento, pero alista una inspección para conocer detalles del nuevo personaje de la élite mochica que hizo su aparición hace algunos días, dijeron.

Indicaron que el arqueólogo canadiense cumplió con todos los requisitos para llevar a cabo su trabajo, pero hasta el momento no ha brindado mayores detalles sobre el proceso de excavación que realiza en estrecha coordinación con profesionales de nuestro país.

SEPA MÁS


Interés en lo moche
El arqueólogo Steve Bourget es uno de los estudiosos más interesados en conocer el mundo moche. El año 1995, como parte del proyecto arqueológico de Huaca de la Luna, descubrió los restos de sacrificios humanos, confirmando que el monumento funerario tuvo una utilidad ceremonial muy importante para esta cultura. Actualmente es catedrático de la Universidad de Texas, Estados Unidos.

AL GRANO (Entrevista a Steve Bourget por Wilmer Sandoval de El Comercio)


Ahondaremos los estudios (*)
¿Qué importancia tiene el personaje descubierto recientemente en la zona de Úcupe?
Se trataría de un gobernante casi de la misma antigüedad del Señor de Sipán, pero es necesario ahondar los estudios para conocer más detalles de la tumba.

¿A qué se debe el perfil bajo del proyecto?
Hemos tratado de trabajar con mucha discreción para evitar la presencia de los saqueadores de tumbas prehispánicas. Casi nadie conoce lo que estamos haciendo. Tenemos todo el respaldo del INC. El lugar del hallazgo podría pasar inadvertido.

¿Se cuenta con vigilancia policial?
Para evitar cualquier tipo de problema, en el día se cuenta con apoyo policial correspondiente, con efectivos vestidos de civil, mientras que existe otra dotación que vigila en horas de la noche.

¿Cuándo calcula que culminarán todos los trabajos de investigación?
Se tiene previsto que culminen en poco más de una semana. Luego de ello ofreceremos una conferencia de prensa para dar a conocer los resultados.

¿Cuánto tiempo llevan investigando en esta zona arqueológica?
En realidad se trata de la tercera temporada en la zona. Cada temporada consiste en varios meses de excavaciones.

Fuente:
El Comercio

Chiclayo, es la ciudad capital del departamento de Lambayeque. Ubicada en la parte norte del Perú, a 13Km. del litoral y 509 Km. de la frontera con el Ecuador.

Elevada a la categoría de ciudad, el 15 de Abril de 1835, por el entonces presidente, coronel Felipe Santiago Salaverry. El cual le confiriere el título de "Ciudad Heroica" que ostenta hasta hoy, en reconocimiento al coraje de los chiclayanos.

En la actualidad Chiclayo es una de las ciudades más importantes del Perú, en ella se reúnen los ingredientes de una moderna metrópoli, el espíritu campechano de las ciudades de Provincia, así como la historia, leyenda y tradición.

Esta ciudad es llamada también la Capital de la Amistad, Ciudad Heróica y Perla del Norte del Perú.

El turismo cultural y arqueologico se convertirá en los próximos años, en el principal ingreso de la región.


Traducir página